Facultade de Fisioterapia

Exposición "O universo dos libros cartoneros", do 1 ao 31 de outubro

Estes días e ao longo do mes de outubro atoparase no pavillón central da FFT a exposición titulada "O universo dos libros cartoneros", organizada por Mercedes Fernández, Susana Pereira Fiuza e Vento Norte Cartonero.


El fenómeno de las editoriales cartoneras fue iniciado por Eloísa Cartonera en Argentina en 2001. Ésta funciona como cooperativa editorial y de artes gráficas que produce libros hechos a mano. Se inició con la idea de ofrecer respuesta a la crisis política argentina y al colapso económico de 2001 y la salida postneoliberalismo de los primeros años de la década del 2000, cuando el desempleo forzó a miles de personas a recolectar basura en las calles de las grandes ciudades. Muchos de esos sobrevivientes se dedicaron a seleccionar basura para el reciclaje por lo cual pasaron a ser conocidos como ‘cartoneros’. En aquella situación de crisis social y económica, el sector cultural quedó muy afectado: los libros no se vendían, cerraban librerías y editoriales, los autores no podían publicar. Así, el escritor Washington Cucurto y los artistas visuales Javier Barilaro y Fernanda Laguna empezaron a confeccionar libros artísticos empleando cartón desechado. Solidarizándose con los desocupados, cambiaron el objetivo que tenían de crear libros artísticos por el de poner la literatura al alcance de todos, vendiendo sus libros a precios asequibles y pagando a los cartoneros mejor que en los centros de reciclaje. Con la posterior incorporación de algunos cartoneros al equipo de producción, se creó la cooperativa Eloísa Cartonera. Ésta, poco a poco, se fue constituyendo en un faro de atracción para escritores latinoamericanos que donaron sus obras para la construcción de un incipiente catálogo que se componía de relatos breves, cuentos sueltos, poemarios, novelas, obras de teatro, textos de vanguardia, literatura infantil y juvenil.


Unhas das caracteríticas desta exposición é a de o seu carácter aberto e interactivo: os libros pódense tocar e mirar. Prégase, en calquera caso, máximo coidado no seu manexo.


Máis información